He bajado precios, lo que lees.  He bajado precios y no estoy loca.

¿Para qué? ¿Qué razones me han empujado a tomar una decisión tan difícil y con tanta trascendencia?

¿De qué va este artículo?

Sobre el para qué he bajado precios y la respuesta no es la locura 😉

También vamos a hacer números. ¿Cuál es el precio mínimo que deberías cobrar si eres autónomo y vendes servicios?

Te he hablado más de una vez de la importancia de no venderte barato.  Si, barato, al estilo bolso de los chinos.

También hemos comentado más de una vez que si pones un precio hora, luego no puedes subirlo ni bajarlo mucho porque se ve raro, muy raro.

  • Si subes mucho de repente tus clientes ponen cara de WTF.
  • Y si bajas demasiado parece que no tengas curro, que vas a la desesperada y que necesitas una entrada de clientes potente porque no te estás comiendo un rosco.

Entonces, contra mi propio consejo… ¿para qué bajo precios?

Pues he bajado precios por 3 POTENTES razones:

¿PARA QUÉ HA BAJADO PRECIOS? 1→ Respeto coherente:

Cuando me divorcié empecé a tener mucha ansiedad.  Me sentía muy perdida y era como dos personas metida en un mismo cuerpo.  Una era la madre de Iker y la otra una mujer que no había vivido su “juventud” y quería hacerlo.  Estas emociones tan contrarias me cargaban de culpabilidad e inseguridad. Como no soy de quedarme quieta me busqué un psicólogo y empecé a hacer terapia.  La primera psicóloga no me gustó y a la segunda a la que fui tampoco.  Al cabo de un tiempo conocí a mi coach y ahora mentor.  Empecé a hacer sesiones y todo mi lío emocional comenzó a cobrar sentido. El coaching era tan pragmático, tanto de acción hacia la búsqueda de luz que empecé a hacer cursos, leer, estudiar… y en ello sigo.

Cuando me lancé a trabajar como coach, mi mentora empresarial y yo nos rebanamos los sesos para saber qué precios poner.  Tanto de autónomos, tanto de re-inversión etc Hasta aquí todo correcto.

En una sesión con mi mentor-coach estuvimos hablando de precios y él cobraba menos que yo.  Eso me hizo pensar… ¡y mucho! Hasta entonces solo había trabajado con mi mentora empresarial y convertir a mi coach en mí mentor me hizo ver mi actividad profesional desde otro punto de vista muy diferente.

Esta ha sido mi reflexión: Mi coach, y ahora también mentor, hace 10 años que trabaja haciendo sesiones de coaching.  Para mí es el mejor coach del mundo mundial.  ¿Cómo puede ser que yo cobre más por una sesión que él? Era un sinsentido.

Lo reflexioné mucho. Mi coach-mentor me estuvo hablando sobre otros psicólogos que él admiraba y las razones por las que él tenia precios razonables y aptos para todos los bolsillos.

 

¿PARA QUÉ HA BAJADO PRECIOS? 2→ Coaching para TOD@S:

En los 4 últimos meses he recibido más de 15 correos con el mensaje: Sonya, no puedo pagar tus tarifas.

Al principio dudaba, no entendía muy bien el mensaje, así que decidí hablar con cada una de aquellas personas y saber cuál eran sus dificultades. Cada caso era diferente aunque tenían un nexo en común: personas con familia, trabajo y dificultades para llegar a fin de mes. Yo también me he encontrado en esta tesitura, de hecho cuando trabajas para ti, hay muchas ocasiones en las que te encuentras en esta situación.

Esta ha sido mi reflexión: Obviamente no quiero que me elijan por ser la más barata aunque tampoco por ser cara. ¿Prefiero mantenerme en un término medio, aunque el precio hora sea menor (con las consecuencias negativas que ello conlleva) y poder llegar a acompañar a más personas? La respuesta ya la tienes 🙂

¿PARA QUÉ HA BAJADO PRECIOS? 3→ Vivir en coherencia con mis valores:

Estas dos reflexiones me llevaron a la conclusión a las que muchas veces he llegado. No se a ti, no se como lo ves tú pero yo veo el sistema de autónomos muy injusto, incoherente. ¿Y quién paga este sistema injusto? Desde mi punto de vista y experiencia, la mayoría de veces, los mismos.  ¿Cuál es el precio más adecuado si eres autónomo y vendes servicios?

Como mínimo, un autónomo, tiene que cobrar 35€ + iva por hora para que su servicio sea rentable.

¡Cómo mínimo! Si cobras 35€ la hora la capacidad económica de re-inversión en tu marca, para que crezca, es de cero patatero.  Hay que pagar casi los 300€ de autónomos mensuales (ganes lo que ganes), más las cargas fiscales que supone tener tu auto empleo o empresa.

Por esta razón, para tener calidad de vida, capacidad de re-inversión, autónomos, impuestos derivados… cobraba 70€ la hora +iva.

Esta ha sido mi reflexión: Trabajar en régimen de autónomos es una mierda, hablando mal y pronto como diría mi madre extremeña. Es así. Desde mi punto de vista este sistema fomenta pánico, estrés a punta pala, no ayuda a fomentar el emprendimiento y al final acaban pagando los de siempre, los que no pueden permitirse pagar casi 100€ por una hora de coaching.

Lo se, es probable que mi marca nunca llegue a ser “grande”, a tener un despacho mega molón ni a poder contratar una ayudante a tiempo completo. Es posible. Me quedo con el privilegio y la posibilidad de poder acompañar a cuantas más personas mejor. Acompañarlas en sus dificultades, en la búsqueda de su LUZ.

 

Intento escribir en este blog en femenino, para englobar a todas las PERSONAS. 
Es una cuestión de principios por el uso exclusivo del género masculino. 
¿La palabra "personas" no es femenina? Bienvenidas pues :D

 

 

Pin It on Pinterest

Share This