10 de Julio.  Entrevista.  Mi primera entrevista… gguuaaauuuuuu.

Estaba emocionada a la vez que bastante nerviosa.  Cuando llegué Joan y su equipo estaban súper atareados, esta gente trabaja sin descanso y encima con una sonrisa.  Yo me puse aún más nerviosa, porque al ser mi primera vez, me sentía como pez fuera del agua.

Después de haber pasado un tiempo y de escucharme me di cuenta de que había cosas que no había explicado con suficiente claridad.  Es lo que tiene el tiempo, que te deja ver las cosas con mayor perspectiva, objetividad y puedes darle a tu acción ese punto de auto crítica que tanto mola.

Hablamos de marca.

Cuando Joan me preguntó “por qué llevabas tantos clips”  me quede totalmente out.  Mira que cuando me pongo a hablar de mi pasión no hay quien me calle pero entre las cámaras, la poca costumbre y la pregunta inesperada no supe qué decir.  Bien, sí que dije algo pero no lo que quería.  Solo salir por la puerta me dije… “Sonya, esa no era la respuesta”.

¿Cuál hubiera sido la respuesta pertinente? “Joan, llevo tantos clips y la camiseta rajada, como tú dices, por la misma razón que tú llevas traje de pana y boina un 10 de Julio ¿o no? ¡qué hablamos de crear marca!”

Obviamente esta era la intención de Joan, ¡que respondiera esto mismo! Pero me quedé tan cortada en ese momento con los nervios que llevaba que no supe ni qué contestar.  Es que igual no te lo parece, pero soy bastante tímida :p

Nuestra marca habla de nosotros, tanto por fuera como por dentro.  ¿Por qué los banqueros llevan traje toooodo el año? Porque venden seriedad, elegancia, fiabilidad, etc.  

¿Te imaginas una peluquera con unos pelos rollo bruja avería recién levantada? Probablemente pensarías que no es buena peluquera. 

Quieres adelgazar y te pones de lleno con la operación Bikini. Vas a la diestista, le sobran 20 kilos y te atiende comiendo un bollycao. ¿Creerías que esa persona tienes suficiente legitimidad para decirte a ti como tienes que perder los kilos que te sobran?

¿Una estilista que viste con un chándal de hace 20 años y tacones? Rollo Pantoja ochentera.  ¿Te atreverías a que te aconsejara para el día de tu boda? 

Pues de eso va la coherencia.  Aunque tranquila, todas caemos alguna vez en la incoherencia, ¡solo faltaría! tan solo somos simples humanas.  Por esta razón es importante que siempre intentemos al 100 % ser lo más coherentes posibles.  Que lo que decimos, hacemos y expresamos por fuera sea todo un conjunto, que suene armonioso.  ¿Me explico?

Community Management

“No me acababa de gustar trabajar como community manager (…) la relación con los clientes”

El community management me pone mogollón, en el sentido más casto de la expresión.

Lo que no me gusta son las imposiciones que tienes trabajando de community manager para otros.  Me explico.  Cuando trabajas con clientes son ellos los que deciden qué hacer, es el cliente el que decide qué estrategia seguir finalmente.  ¿Lógico? Pues claro, solo faltaría.

Esa era la parte en donde yo me sentía frustrada porque mi creatividad se veía mermada por números, ROI’s e informes.  Ahora me encanta el trabajo de community manager porque lo hago para mí y creo las estrategias para mis clientes.  Creo la estrategia dentro y fuera de las redes sociales para las marcas de mis clientes.   Luego ellos la siguen y la van innovando en la evolución de su marca.  Esto hace que no me sienta frustrada porque estoy creando y nada ni nadie coarta mi creatividad.  Es aquí donde sonrío y me siento feliz como una perdiz, como diría Sir Ken Robinson, estoy en mi Elemento.

Coaching + apoyo emocional

No dejo bastante claro lo IMPORTANTE que es la aplicación del coaching y el apoyo emocional en mis servicios.  Porque vale, te aconsejo en diseño, tono, redes sociales, relaciones públicas… pero lo que te ofrezco es mi ayuda y apoyo incondicional.  En los días de éxito y en los días malos.  Cuando te sientas sola y te digas:

“que ovarios hago aquí y donde carajos me he metido. ¡Quién me mandaría!”, yo estaré allí para ofrecerte mi energía y mis “oooleee tú” que tanto se necesitan en esos momentos. Con soluciones factibles a las dificultades que me plantees.

¿Qué es una marca punky?

Una marca punky no es que yo vista punky, ni tampoco ponerme una cresta rollo gallina ponedora. No, no va de eso.  Como digo en la entrevista es una cuestión de sentimientos, de expresar lo que puedes ofrecer a un cliente.  De transmitir quien eres, qué haces, como lo haces y como lo haces de diferente. Esa es la palabra clave, diferente.  Porque si no hay diferenciación en tu producto o servicios… ¿qué diferencia hay entre tu floristería y la floristería de la calle de al lado? Cuál es tu diferencia, ¿qué vendes flores?

De ahí el término que acuñé en mi marca para expresar la garra y pasión en lo que hago.  En mi forma de amar, de trabajar, de bailar, de cabrearme… en mi forma de vivir al fin y al cabo.

Una marca es un todo. Esto no va de un logotipo, una ropa y cuatro vídeos, es mucho más que eso.  Toooooda tu alma y tu cuerpo serrano tienen que respirar tu marca, si no es así, corres el peligro de parecer un fraude, de que te vean más falso que una moneda de 5 €.

Creo que esto es lo que no expresé lo bastante bien.  No es que cree marcas punk con crestas de colores incluidas, creo marcas para personas que se atreven a ser como son.

Personas que se atrevan a gritar a los cuatro vientos su diferenciación, su personalidad.  

Gente molona que aman e inspiran a tope con aquello que hacen.

Seres humanos como tú, porque si estás leyendo esto y has llegado hasta aquí es porque muy probablemente te identifiques con lo que te estoy contando.  

Mil gracias a todas las personas que me han felicitado y jaleado, cual cheerleader en ciernes, para que siga mi camino de marca punky.

Besos punkarras a miles

En este blog escribir en femenino también engloba a todo el mundo. Bienvenidas personas 😍😍👫👭👬

 


Pin It on Pinterest

Share This